La riqueza de la coma | Lectura para amenizar la noche

marzo 03, 2016


Entendamos por riqueza la utilidad que se le debería dar a este signo de puntuación para impedir desaciertos o ambigüedades en un texto. El título se acopla muy bien al objetivo del mensaje.

Una coma puede ser una pausa.
No, espere.
No espere.

Puede ser una solución.
Vamos a perder, poco se resolvió.
Vamos a perder poco, se resolvió.

Cambia una opinión.
No queremos saber.
No, queremos saber.

La coma puede condenar o salvar.
¡Vamos a comer niños!
¡Vamos a comer, niños!

Una coma hace la diferencia entre dos puntos de vista.


0 comentarios

Entradas populares

Entrada destacada

Test: ¿Eres un máster de la ortografía?

Este es el examen de ortografía más fácil que vas a hacer, claro, solamente si eres un verdadero maestro en el conocimiento de l...